CENDEM Osteoporosis Obesidad Diabetes Crecimiento y desarrollo Trastornos del colesterol Tumores endocrinos Trastornos de la tiroides

ENFERMEDADES NEUROLÓGICAS:

DOLORES DE CABEZA (CEFALEAS) Y MIGRAÑA

Cefalea

Es el dolor que se produce en cualquier parte de la cabeza, que varía en su localización (uno o ambos lados de la cabeza), irradiación, carácter (pulsátil o sordo), aparición (gradual o repentina) y duración.

figura2

Migraña

La migraña es un tipo de dolor de cabeza intenso que se caracteriza por ser crónico y recurrente. La migraña es tres veces más frecuente en el sexo femenino que en el masculino, afectando a 25% de las mujeres y a 8% de los hombres. La migraña puede presentarse a cualquier edad, incluso en la infancia, pero es más común entre los 30 y los 40 años de vida.

¿Cuáles son los síntomas de la migraña?

La migraña se presenta generalmente como un dolor pulsátil, súbito e intenso que suele afectar sólo a un lado de la cabeza. Durante los episodios de migraña, el paciente puede experimentar también náuseas, vómito y malestar con la luz o el sonido. Cerca de un tercio de los pacientes con migraña presentan un fenómeno denominado aura, que consiste en ver luces de colores, sentir hormigueo en la piel de la cara o las extremidades, o tener dificultad para hablar en los minutos previos al episodio de migraña.

¿Por qué se produce la migraña?

La causa exacta de la migraña se desconoce actualmente, pero se cree que están involucrados factores genéticos y del medio ambiente. Se sabe que durante la migraña los vasos sanguíneos del cerebro se inflaman y pueden comprimir los nervios que los rodean, causando dolor. La inflamación de los vasos sanguíneos puede ser estimulada por una serie de factores desencadenantes como:

  • Estrés y ansiedad.
  • Cambios climáticos.
  • Alimentos como el alcohol (especialmente el vino tinto), los quesos añejos, el chocolate, el aspartame, los alimentos procesados y el exceso de cafeína.
  • Exceso o falta de sueño.
  • Cambios hormonales durante el periodo menstrual.
  • Estímulos sensoriales como luz intensa, ruido u olores fuertes.
  • Medicamentos como los estrógenos usados en los anticonceptivos.

¿Cómo se diagnostica la migraña?

En la inmensa mayoría de los casos, los síntomas y el examen físico son suficientes para que el médico haga el diagnóstico de migraña. Sin embargo, en los casos en los que el dolor es inusual o excesivamente severo, el médico puede requerir exámenes como la tomografía computarizada, la resonancia magnética o la punción lumbar, con el fin de descartar otras posibles causas.

¿Cómo se trata la migraña?

En general, se considera que la migraña no es una enfermedad curable sino tratable. El objetivo del tratamiento es reducir al mínimo las crisis de dolor y mantener la mejor calidad de vida.

El tratamiento de la migraña incluye cambios del estilo de vida (evitar los factores desencadenantes, dormir bien, relajarse y ejercitarse con regularidad) y medicamentos para controlar o prevenir las crisis. Los primeros son generalmente analgésicos que deben tomarse o inyectarse apenas comienza el dolor, mientras que los segundos son medicamentos que, tomados a diario, pueden reducir significativamente la frecuencia de los episodios de migraña.

Su médico determinará cuál es el tratamiento más adecuado para su caso.

© Producciones Científicas Ltda, 2018.