ENFERMEDADES ENDOCRINAS:

Diabetes

¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica caracterizada principalmente por una elevación anormal del nivel sanguíneo de glucosa.

¿Cuál es la causa de la diabetes mellitus?

La glucosa es la fuente de energía más importante del organismo y se obtiene a partir de la digestión de los alimentos, tras lo cual se absorbe y viaja por la sangre hacia los órganos y tejidos. Para que la glucosa ingrese a las células de los tejidos se requiere la presencia de insulina, una hormona producida por el páncreas en respuesta a la alimentación. Si el páncreas no produce la cantidad suficiente de insulina o si las células no responden adecuadamente a la insulina producida, la glucosa no puede ingresar a las células y se acumula en la sangre (hiperglucemia).

¿Cuántos tipos de diabetes mellitus hay?

Los dos tipos más importantes de diabetes mellitus son:

Diabetes tipo 1: Es el tipo menos común (5-10% de los casos) y se debe a la destrucción de las células del páncreas que producen la insulina, con la consiguiente reducción o abolición de la producción de insulina.

Diabetes tipo 2: Es el tipo más común (90-95% de los casos) y se debe a que las células se vuelven resistentes al efecto de la insulina. La producción de insulina es normal al comienzo, pero se reduce significativamente con el tiempo.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Los factores de riesgo para la diabetes tipo 1 se desconocen. Para la diabetes más común, la tipo 2, los factores de riesgo más importantes son:

Indide de masa corporal

Si el resultado de esta operación es mayor de 25, usted tiene sobrepeso, y si es mayor de 30 usted es obeso.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes mellitus?

Los síntomas de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2 son similares, pero en la diabetes tipo 1 tienden a aparecer abruptamente, mientras que en la diabetes tipo 2 suelen desarrollarse gradualmente. Los síntomas más comunes al comienzo de la enfermedad son:

¿Cómo se diagnostica la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus se diagnostica con un examen simple para medir la cantidad de glucosa en la sangre (glucemia). Existen tres formas de establecer el diagnóstico:

¿Cómo se trata la diabetes mellitus?

El objetivo del tratamiento de la diabetes mellitus es mantener la glucemia en el nivel normal, mediante cambios en el estilo de vida y medicamentos, con el fin de evitar la aparición de complicaciones.

Cambios en el estilo de vida

Medicamentos

¿Cómo se evalúa la eficacia del tratamiento?

Hemoglobina glicosilada

La hemoglobina glicosilada (HbA1c) es una fracción de la hemoglobina —la proteína que le da el color rojo a la sangre— que se halla unida a la glucosa. La HbA1c se relaciona directamente con la glucemia promedio de los últimos dos o tres meses, por lo que puede usarse para evaluar el control de la enfermedad durante ese periodo. Se recomienda que los pacientes diabéticos mantengan una HbA1c <7%. La HbA1c debe medirse:

Glucometría

En esta prueba, el paciente extrae una gota de sangre de un dedo y la usa para medir la glucemia en un dispositivo electrónico llamado glucómetro. La glucometría frecuente es muy útil para evaluar y controlar la diabetes, ajustar el tratamiento y prevenir las complicaciones.

La frecuencia recomendada es:

¿Cuáles son las complicaciones de la diabetes mellitus?

La diabetes mal controlada puede asociarse con complicaciones a largo plazo en casi cada órgano del cuerpo. Las más importantes son:

© Producciones Científicas Ltda, 2010.